La creatividad y la conexion con ser distraido – inhibidores latentes

El primer requisito para que mi interlocutor telefónico pudiera dar con
una solución creativa al actual marasmo político consistiría, pues, en
que supiera empatizar con las necesidades y problemas de los demás.
Le debería importar en mayor medida lo que pasa por la cabeza de la
gente que el perfeccionamiento de la maquinaria y futuro de su partido.

El mecanismo en cuestión funciona del siguiente modo: en el cerebro hay unos inhibidores latentes que eliminan gran parte de la información o ruido
que no tiene nada que ver con lo que estamos haciendo en un momento
dado: leer un libro en el tren, bajar el e-mail o escalar una montaña.
Estos inhibidores son los responsables de que podamos concentrar
nuestra atención y esfuerzos. Son imprescindibles para sobrevivir. Sí,
para sobrevivir… pero no necesariamente para ser creativos.
Ahora resulta que varios científicos están demostrando que al pensador
creativo le fallan los inhibidores y su cerebro deja, por el contrario,
que penetren ideas, ruidos, paradigmas que no tienen nada o muy poco
que ver con el tema en el que tiene la mente focalizada.

No me ha extrañado nada este descubrimiento porque sintoniza
perfectamente con la idea bien establecida de que el gran salto
adelante de la humanidad hace veinticinco mil años se dio en el momento
en que surgió la capacidad metafórica:

“Mi hijo es más fuerte que el hierro” -dijo un Cromagnon- mezclando
por primera vez los dominios de la biología y los materiales. El mundo
aceleró su paso desde aquel momento hace veinticinco mil años.

Si mi interlocutor telefónico está obcecado en que sólo tienen razón
unos, o en que su idea del futuro es impoluta en el sentido de que no
está contaminada por otras influencias que no sean las suyas, entonces
difícilmente podrá ser creativo a la hora de sugerir un nuevo modelo
político para Cataluña adecuado a las necesidades del futuro. Si por el
contrario, a mi interlocutor le fallan los inhibidores que le
permitirían concentrarse en la lectura del libro -y sólo en eso, cuando
viaja en tren-, y su mente está invadida todo el rato por ideas,
intereses y quimeras que vienen de todas partes y de otras gentes,
entonces tiene muchas más posibilidades de ser creativo. Si aplica esta creatividad al diseño de un nuevo sistema político,
le saldrán bien las cosas. En todo caso, lo que es seguro es que no
existe ninguna posibilidad de que salga algo creativo de una mente en
la que los inhibidores latentes no fallan nunca.

Link Eduard Punset

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Cerebro, Creatividad, Evolución, Experimentos, Investigaciones Cientificas, Politica, Psicologia Evolucionista

Una respuesta a “La creatividad y la conexion con ser distraido – inhibidores latentes

  1. Charo

    Es genial!!! Que bueno que ser distraido se puede aprovechar y tiene también ventajas!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s